AHORA o NUNCA: más participación, más colaboración, más aprendizaje y más equilibrio dentro de la empresa para perseguir intereses compartidos

Si antes de la pandemia afrontar los problemas económicos, sociales y medioambientales pasaba por compartir recursos y buscar el equilibrio de intereses dentro de la empresa, ahora en el entorno socioeconómico Post – Covid19, ya no hay discusión. La magnitud y complejidad de los problemas a los que se enfrenta la Pyme es de tal calibre, que la solución debe pasar por construir espacios de colaboración y aprendizaje dentro de las empresas.

Es la OPORTUNIDAD para avanzar en la participación y la democracia económica como un factor importante de cambio en la cultura empresarial y sindical. Puede suponer un punto de inflexión para ampliar el campo de los acuerdos y superar los límites y rigidez de la concertación social actual. Lo vamos a necesitar para afrontar este auténtico desastre económico y social que no tiene precedentes.

Por ejemplo, en la evolución del PIB de Estados Unidos desde los años 50 vemos las caídas más importantes en torno a -10% a finales de los 50, de los 70 y en 2008. La crisis actual supone una caída tan fuerte que no se puede reflejar por falta de gráfico. Las principales compañías financieras prevén caídas, suprimiendo los extremos, de entre el 17 y 40% y no se caracterizan por ser exageradas. Esto es algo indescriptible desde el punto de vista histórico.

El pasado 25 de Mayo Unai Sordo, secretario general de CC.OO, introdujo en el debate #Futurotrascovid un concepto muy interesante, “interés compartido” refiriéndose a la necesidad de crear un ambiente de aprendizaje dentro de las empresas para aprovechar las tecnologías. También tenemos que recordar a algunos empresarios y directivos, como por ejemplo el Presidente de DANONE, Enmanuel Faber que dijo “una empresa que sólo sirva a los accionistas es un herejía”, pues ha llegado el momento de hacer una nueva más colaborativa e inclusiva. 

En este sentido, a mediados de Mayo, en Valencia iniciamos un proceso de reflexión tomando como punto de partida la experiencia cercana del “Modelo Vasco de Transformación Empresarial” que posiblemente debe ser repensado aunque es un referente en los procesos de participación del trabajador en la empresa (Beneficios, Gestión, Propiedad). En paralelo, en el entorno académico europeo y liderado por un grupo de mujeres, ha surgido la plataforma Democratizing Work, extendiéndose por todo el mundo.

Por otra parte, en la Plataforma por la Democracia Económica antes de la crisis sanitaria, ya empezamos a trabajar para avanzar hacia una empresa más participativa e inclusiva, pues creemos que es más eficiente para trabajar con las tecnologías digitales emergentes, muy potentes creando espacios de comunicación e intercambio. Hablábamos de una profunda disrupción tecnológica que, al igual que otros procesos, se ha acelerado durante esta crisis sanitaria. Al mismo tiempo, era evidente el deterioro de la cohesión económica, social y medioambiental hasta tal punto que, incluso referentes importantes del sistema capitalista y de las políticas neoliberales, estaban apostando por la necesidad de “resetear el capitalismo”. Y en esto llegó lo nunca visto, donde ahora estamos.

Por lo tanto, ante esta realidad tan preocupante, no es extraño que más del 80% de los ciudadanos quieran que se subordinen las diferencias políticas al bien común, existiendo un sentimiento favorable a la colaboración. En este contexto, la apuesta por la participación en las empresas y organizaciones debe tener una OPORTUNIDAD para impulsar una innovación avanzada en la gestión y también en la concertación social.


La oportunidad hay que buscarla en las múltiples Mesas de Diálogo Social que se han puesto en marcha para la Reconstrucción Económica (Comisión del parlamento de España, Mesa de Diálogo Social de la Comunitat Valenciana para la Reconstrucción, Comisión para la Reconstrucción del Ayuntamiento de Valencia, etc.).

Es ahora o nunca el momento de decidir por donde vamos, por caminar hacia la continuidad de las relaciones laborales tal como las conocemos o por algo más arriesgado por innovador, es decir, por el desarrollo de una empresa más abierta, participativa y equilibrada dentro de las empresas tanto públicas como privadas.

Se deben buscar líderes que quieran romper el statu quo. ¿Tiene sentido que en estos momentos los responsables de las empresas, organizaciones e instituciones pretendan mantener lo existente? Definitivamente, no. Como decía Dionisio Aranzadi[1] refiriéndose al cambio “para mantener lo existente ya están los gerentes, ahora se necesitan líderes” para promover la innovación y el cambio, hasta tal punto que este quede institucionalizado.

Es decir, hay que inspirar en la gente, en la sociedad una NUEVA VISIÓN DE FUTURO. Todos (organizaciones empresariales, sindicatos y administraciones, sin olvidar al cooperativismo pues tienen un pequeño camino hecho), deben replantearse el papel que quieren jugar en esa nueva organización que se necesita para construir la doble transición digital y verde de forma más compartida. La presencia o no, con sentido de futuro, en este proceso de reconstrucción económica que se ha iniciado, va a ser fundamental para la próxima década. Recordando a Yuval Harari, “…los gestores que vengan sólo van a tener tiempo de centrarse en estabilizar y construir lo que ahora estamos decidiendo”.

Es una entrada que ha sido publicada en primer lugar en Espacio Público dentro de "Un debate cargado de Presente y de Futuro" de Público


[1]  Especialista en temas de cooperativismo y liderazgo, además de Doctor en Ciencias Económicas, licenciado en Filosofía y Teología y catedrático de Sociología por la Universidad de Deusto.




NEXT GENERATION EU: el nuevo instrumento de reconstrucción europeo

Todo se ha acelerado con el Covid19, Europa también y para bien, “Europa apuesta por Europa” para no ser un actor insignificante en un mundo en disputa entre EE.UU y China. Por una vez, salvo a los europeístas convencidos, ha sorprendido, como hacia tiempo que no ocurría, demostrando que hay compromiso e inteligencia colectiva europea para evitar perdernos en el ostracismo de la historia.  

Next Generation EU, Antonio Palacián

Esto es, lo que representa NEXT GENERATION EU, un paso pequeño en esa dirección y por los valores europeos. También, por supuesto, un instrumento potente para crear empleo y activar la economía, acelerando la doble transición digital y verde. Europa la pretende liderar con el objetivo de descarbonizar y alcanzar la neutralidad climática en 2050. También todo es mejorable o insuficiente como señala Juan Torres

Es muy significativo, que por primera vez la Comisión Europea sea presidida por una mujer, Ursula VON DER LEYEN, una europeísta convencida que dijo: “El plan de Recuperación convierte el enorme desafío al que nos enfrentamos en una oportunidad, no solo mediante su apoyo a la recuperación sino también invirtiendo en nuestro futuro: el PactoVerde Europeo y la Era Digital …. Este es el momento de Europa …” que el próximo Julio tiene el último examen.

Next Generation EU, es un nuevo instrumento de recuperación de Europa, dotado con 750.000 M€, refuerza el presupuesto, elevando la capacidad financiera de la UE a 1,85 billones de euros, es decir un 68% más, para el nuevo período 2021-2027.

Por lo tanto, una cantidad enorme, que hubiese sido inimaginable antes de la pandemia y, además será cualitativamente muy importante, pues multiplicará los efectos de las políticas y programas del periodo citado, cuyas prioridades son las personas para asegurarse que son el núcleo central de la recuperación, la economía verde y la digitalización.

Por otra parte, la CE va a contar con el importante apoyo del BCE. En Febrero aprobaron destinar 120.000 M€ para comprar activos y bonos, en plena crisis sanitario se sumaron 750.000 M€ y el 4 de Junio 600.000 M€ más, lo que hace un total de 1.470.000 M€. Además, sigue vigente la compra de activos por valor de 20.000 millones de euros mensuales iniciada en noviembre de 2019 y la reinversión del principal de los bonos que vayan venciendo.

Por último, también hay que recordar los 540.000 M€ aprobados para préstamos destinados a gastos sanitarios con MEDE (240.000), SURE para asegurar empleos actuales (Ertes) y crear nuevos (100.000) y BEI (200.000) para problemas de liquidez empresarial.

Ahora bien, centrándonos en los fondos de Next Generation EU se invertirán en tres pilares, a través de 500 000 M€ en subvenciones y 250 000 M€ en préstamos para los Estados miembros, siendo Italia y España los países más beneficiados con 170.000 (De estos 80.000 a subvenciones) y 140.000 (70.000 a subvenciones) millones respectivamente


PILAR 1: APOYAR INVERSIONES Y REFORMAS POST COVID

  • Un nuevo Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia con un presupuesto de 560 000 millones EUR, distribuido en subvenciones y préstamo
  • Complemento de 55.000 millones a la Iniciativa REACT-UE, para la ayuda a las políticas de cohesión para los Estados miembro
  • Una propuesta para reforzar el Fondo de Transición Justa hasta los 40.000 M€ 
  • Un refuerzo de 15.000 M€ para la transición ecológica en el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER)

PILAR 2: RELANZAR LA ECONOMÍA INCENTIVANDO CON INVERSIÓN PRIVADA

  • Nuevo Instrumento de Apoyo a la Solvencia al que se destinará 31.000 M€ con el objetivo de movilizar a más de 300.000 M€ privados
  • Aumentar la dotación de InvestEU, el programa emblemático de inversión de Europa, en más del doble hasta los 15.300 M€
  • Nuevo Instrumento de Inversiones Estratégicas integrado en InvestEU, para permitir desbloquear hasta 150.000 M€, gracias a una contribución de 15.000 M€ de Next Generation EU y con el objetivo de captar inversiones y mantener la autonomía en tecnologías y cadenas de valor

PILAR 3: APRENDER DE LA CRISIS

  • Un nuevo programa de sanidad, EUHealth dotado con 9.400 M€
  • Un refuerzo de 2.000 M€ para rescEU, el instrumento de Protección Civil de la UE
  • Se reforzará el programa Horizonte Europa con 94.400 M€ para financiar investigación vital relacionada con la salud, la resiliencia y doble transición ecológica y digital
  • Apoyo a nuestros socios mundiales con 16.500 M€ adicionales para la acción en el exterior, incluida la ayuda humanitaria.
  • Otros programas de la UE se reforzarán para dotar al presupuesto de más flexibilidad y capacidad de respuesta
Como decía a finales de Mayo Xavier Vidal - Foch “Europa era la gran potencia comercial. La campeona de ayuda humanitaria y al desarrollo. La patria de los valores democráticos. Ahora empieza a ser una gran potencia económica”

“España Circular 2030” empieza a caminar

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 2 de Junio de 2020 la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), denominada “España Circular 2030”, que marcará la hoja de ruta circular para esta década y que permitirá reducir la generación de residuos, mejorar la eficiencia en el uso de recursos y disminuir así el impacto medioambiental. También incluye la aprobación del anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminantes.


Con la EEEC se busca superar la economía lineal que repite el esquema: extracción – producción – consumo – desecho, para pasar a impulsar un nuevo modelo de producción y consumo donde el valor de productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, se minimice la generación de residuos y se aprovechen al máximo aquellos que no se hayan podido evitar. La economía circular crea valor no vinculado al consumo de recursos finitos. En una verdadera economía circular, el consumo solo se produce en ciclos biológicos eficaces y el uso sustituye al consumo.

La transición hacia una economía circular supone un cambio sistémico, en el que la investigación y la innovación juegan un papel importante, apoyada en los procesos de transformación digital. Por tanto, el fomento de la I+D+i es un elemento en este proceso de transición, que a su vez contribuirá a la modernización, desarrollo y competitividad empresarial de la industria europea y española.

La EEEC como no podía ser de otra forma va ligada ineludiblemente al Pacto Verde Europeo (#EUGREENDEAL), donde el Nuevo Plan de Acción de la Economía Circular recientemente aprobado, constituye su núcleo principal y la hoja de ruta de la UE hacia la neutralidad climática en 2050. Y quizá lo más importante, la Comisión Europea presidida por primera vez por una mujer, Ursula VON DER LEYEN, va a ligar el cuantitativamente muy importante Plan de Recuperación europeo, al desarrollo del Pacto Verde Europeo y a la Digitalización. Este es el momento de Europa y lo va a protagonizar la economía verde, para convertir el desafío de recuperación económica, pos-covid19, en una gran oportunidad, que Europa pretende liderar a nivel internacional.

Además, la Economía Circular está incluida entre las prioridades de las estrategias regionales para la especialización inteligente (RIS3 por sus siglas en inglés), integrándose como condicionalidad ex ante ligada a los Fondos Estructurales y de Inversión. Sin olvidar que programas como LIFE y COSME la tienen entre sus prioridades. Al respecto, también se debería recordar que nuestra Comunitat es la única o una de las pocas que aún no tiene un Plan de Economía Circular.

Precisamente el próximo 10 de Junio, el Comité de Economía Circular de EVAP (Asociación de Profesionales y Empresarias de Valencia), recientemente creado y coordinado por Mercedes Herranz, se ha bautizado organizando una interesantísima jornada internacional, que no podía ser más oportuna. Aquí y Ahora: la economía circular, al que podéis inscribiros AQUÍ (ver programa en la imagen)

Las medidas concretas a desarrollar por la EEEC se recogerán en planes trimestrales que ayudarán a materializar su ejecución. El primero de ellos se presentará a finales de 2020 y recogerá el periodo 2021-2023. Abordará el reto de los plásticos de un solo uso, mejorará la trazabilidad y el control de los traslados de residuos y, además, también será palanca para la recuperación económica tras la pandemia.

Entre los objetivos de la “España Circular 2030” para la próxima década encontramos los siguientes:

-      Reducir en un 30% el consumo nacional de materiales

-      Disminuir la generación de residuos un 15%

-     Reducir la generación de residuos de alimentos, un 50% a nivel de hogar y consumo minorista y un 20% en las cadenas de suministro y producción

-      Incrementar la reutilización de residuos hasta el 10%

-      Mejorar la eficiencia en el consumo del agua en un 10%

-     Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas de CO2 equivalente

También la estrategia fija sectores prioritarios de actuación donde la economía circular es clave para desarrollar una industria española de recuperación: construcción y demolición, agroalimentación, industria, bienes de consumo, turismo y textil y confección

El reto va a ser preparar el mercado de trabajo para la transición a una economía circular, baja en emisiones, donde los trabajadores van a tener que adaptar sus capacidades a las nuevas demandas y, las empresas y administraciones públicas tendrán que crear espacios de colaboración con los grupos de interés, especialmente trabajadores y consumidores, de forma que permita a las empresas y administraciones ser eficientes y no incurrir en cargas excesivas, para no dificultar el crecimiento y la competitividad de las empresas

Por otra parte, se establecen 8 líneas de actuación, 5 relacionadas con el cierre del círculo: producción, consumo, gestión de residuos, materias primas secundarias y reutilización y depuración del agua, y las 3 restantes transversales: sensibilización y participación, investigación, innovación y competitividad, empleo y formación

Por último, como no podía ser de otra forma, será muy importante la implicación de todos los actores económicos y sociales, especialmente los consumidores y ciudadanos, pues con sus decisiones de compra y su compromiso de separación de residuos, se convierten en fundamentales. Para facilitar este objetivo se creará: la Comisión Interministerial de Economía Circular y el Consejo de Economía Circular con colaboración público – privada.