EMPRENDER con la Formación Profesional Dual

La inclusión de la iniciativa empresarial en la educación y en el Currículo Escolar es una de las ideas que van a ir abriéndose paso en el conjunto de Europa en los próximos años. Entre los objetivos que se plantea la Comisión Europea en su Plan de Acción: emprender 2020 incluye que los jóvenes adquieran educación empresarial y al menos tengan una experiencia emprendedora antes de salir de secundaria.

La Formación Profesional Dual, puede ser una herramienta para caminar en esa dirección al mismo tiempo que genera cultura creativa e innovadora en la Pyme. Desde 2006, como comentamos en el post anterior, existe un MARCO DE REFERENCIA EUROPEO que desarrolla 8 competencias clave para afrontar los retos del entorno competitivo actual. Entre ellas cabe destacar, para lo que nos interesa aquí, la que se menciona en séptimo lugar: el sentido de la iniciativa y el espíritu empresarial.

Por sentido de la iniciativa y espíritu de empresa se entiende la habilidad de la persona para transformar las ideas en acciones. Está relacionada con la creatividad, la innovación y la asunción de riesgos que siempre va unida a la motivación y, por supuesto, con las capacidades. Cuatro componentes presentes en cualquier proceso de emprendedurismo.

Entiendo que, debe ser responsabilidad de las instituciones de educación, en colaboración con las empresas, proporcionar herramientas y mejorar las capacidades de los jóvenes para emprender. Forman parte de las capacidades emprendedoras, a adquirir, para saber planificar y gestionar proyectos y sin duda, puede ser una de las aportaciones de la Formación Profesional Dual para que las empresas desarrollen cultura creativa e innovadora.

Entre los CONOCIMIENTOS ligados a la "iniciativa y espíritu de empresa", se debe incluir la capacidad de reconocer las oportunidades y los desafíos que afronta todo empresario u organización. Para ello es necesario entender el funcionamiento de la economía.


competencias para emprender, indor, emprendedurismo, emprender
Ser Capaz
Por lo que se refiere a las COMPETENCIAS, éstas deben estar relacionadas con una gestión proactiva (Competencias de Acción según Benito Echevarría) para lo cual es necesario ser capaz (ver gráfico) en algunas capacidades básicas (planificación, organización, gestión, liderazgo y delegación, análisis, comunicación, la celebración de sesiones informativas, la valuación y el registro) y habilidoso para trabajar tanto individualmente como de manera colaborativa dentro de un equipo.
Por último, mencionar que la ACTITUD EMPRESARIAL, tan necesaria para emprender, requiere cultivar la iniciativa, la proactividad, la independencia y la innovación tanto en la vida privada y social  como en la profesional. Como ya hemos señalado va unida al riesgo y está relacionada con la motivación y la determinación a la hora de cumplir los objetivos.

En definitiva, la Formación Profesional Dual que durante el próximo curso va a ponerse en marcha en 41 Centros de la Comunidad Valenciana, puede ser también un gran instrumento de colaboración entre las instituciones educativas y las empresas para desarrollar PERFILES EMPRENDEDORES, si bien como dice el profesor Echeverría el sistema se enfrenta a muchos interrogantes abiertos que tendrá que ir dando respuesta. La pregunta a plantearnos es ¿Educamos a nuestros jóvenes para ser asalariados o para ser emprendedores con los conocimientos, competencias y actitudes comentadas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario