MERCADONA: transformación de la gestión y éxito

Hace un año con motivo de la presentación del libro “Democracia Económica”, me encontré con un viejo amigo jesuita, cura obrero y posteriormente profesor de Historia Económica en la Universidad de Valencia, donde los últimos años los había dedicado a estudiar la personalidad y valores de los líderes que estaban detrás de las grandes empresas (IBM, Ford, General Motors, MERCADONA, etc.).
alt
También, militante marxista, me sorprendió que de repente empezará a reflexionar preguntándome ¿Cómo era posible que el sindicato no estuviera presente en el proceso de Mercadona que había llevado a crear un modelo de gestión con evidentes beneficios para los trabajadores y su entorno?

Bueno, una simple anécdota muy significativa, pues confirma con todas las matizaciones posibles, el éxito no sólo económico sino social del modelo de gestión liderado por Juan Roig. No es el propósito de este post, profundizar en el modelo, pues se ha escrito mucho, sino resaltar que el éxito de MERCADONA responde más a la innovación organizativa que a cualquier otro tipo de innovación, especialmente tecnológica que es en lo que se piensa cuando se habla de innovación.

Demuestra que quien desarrolla un MODELO DE GESTIÓN tiene un tesoro, pero sobre todo da pistas para buscar el éxito empresarial. Sin duda, deberá ir más unido a las personas, ya sean consumidores o trabajadores, que a las máquinas, la tecnología o el capital. Es interesante escuchar  lo que decía, según Iñaki Gabilondo el “Cura de Mondragón

Desde luego, ¿Quién lo diría en plena crisis y cuando lo financiero lo arrastra todo? Pues lo dice MERCADONA, pero también muchas más empresas que demuestran que lo esencial no es el capital (Por ejemplo no cotiza en Bolsa).

En efecto, son elementos básicos del modelo actualizado en 2008, el CLIENTE que en “jerga” interna es el “Jefe” y los TRABAJADORES, lo cual es lógico e inteligente.

Parte de una premisa universal: “para poder estar satisfecho, primero hay que satisfacer a los demás”. En consecuencia  orienta todo su modelo de negocio hacia la satisfacción completa de sus clientes, objetivo que sólo puede lograr si consigue que los trabajadores estén satisfechos. Esto es cierto, sobre todo en actividades de servicios, pues el que produce y presta el servicio es la misma persona que tiene que satisfacer al cliente. Por eso es importante “pensar en dar la vuelta al organigrama”.

alt

En definitiva, son realidades que marcan tendencia y esta nos lleva por el camino de la transformación del Modelo de Gestión. Es el momento de hacer empresa generando beneficios sostenibles en el tiempo y abandonando definitivamente las prácticas especulativas de los últimos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario