La diversidad facilita el éxito empresarial

El pasado 15 de Diciembre organizado por CEPAIM y junto a un grupo muy profesional en comercio internacional y crítico con la gestión actual, participamos como ponentes en la Universidad de Cádiz, después de haberlo hecho en Valencia, dentro de un Ciclo de encuentros dirigido a resaltar la importancia de Gestionar el Talento Multicultural en el entorno competitivo global donde se desenvuelven las empresas.

El mensaje fundamental que traslado INDOR es que Europa parte del mismo bucle u ola de crecimiento, aquella que empezó el ascenso cuando en el siglo XIV España se “encontró” América, empezando un camino de quinientos años de dominio europeo con una clara visión “eurocéntrica” mundo.

Sin embargo, esa visión acompañada de capacidad de producción y riqueza, ha empezado a declinar a finales del siglo pasado, hasta el punto que ahora ya se impone una visión “asiacéntrica”, donde el conjunto de Europa queda en la periferia, a un lado en el mapamundi.

Ahora bien, lo más importante de ese mensaje, es lo implícito: las empresas europeas y valencianas deben acompañar a los países emergentes en su desarrollo, es la forma de subirse al carro del crecimiento para evitar llegar a lo más hondo de la ola. Ese camino las PYMES europeas y valencianas en particular, lo harán mejor si son capaces de incorporar a sus estructuras diversidad, en forma de personas talentosas de esos países, con el objetivo de entender mejor sus culturas y formas de hacer negocios.

Las PYMES no tienen opción o se internacionalizan o las internacionalizan. Por lo tanto, si ineludiblemente tienen que jugar en el mercado global deben tener talentos globales, que comprendan y conozcan esa diversidad del mercado internacional, máxime en un entorno donde el crecimiento lo van a monopolizar los países emergentes.

De hecho, eso ya esta ocurriendo. Si echamos un vistazo a los datos del Banco Mundial, en el cuadro podemos constatar que son los países emergentes los que gozan de las tasas más elevadas de crecimiento y por el contrario son los desarrollados y sobre todo Europa, los que tienen las menores tasas de crecimiento, pero lo más importante es que en el futuro esto no sólo se va a mantener sino que probablemente se va a incrementar.


En INternacionalización y Desarrollo de ORganizaciones (INDOR) desde que nacimos como empresa en 1998 hemos ligado el desarrollo estratégico a la internacionalización de empresas como proceso de crecimiento y aprendizaje y por lo tanto como un proceso de medio y largo plazo. Además, en ese camino la innovación empresarial va surgiendo con naturalidad favoreciendo el cambio, donde un lugar destacado lo ocupa la gestión del talento multicultural.
En ese contexto, desde el año 2005 venimos desarrollando una línea de trabajo que liga la internacionalización de las empresas valencianas a la inmigración de países terceros de la UE, siendo el proyecto 3·IN que iniciamos en 2007 un proyecto actual y que cada vez tiene más sentido.

Os dejo un enlace a la presentación de la ponencia, donde la fuerza empresarial de la diversidad es evidente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario