A VUELTAS CON LA INTERNACIONALIZACIÓN: diversidad y ventaja competitiva sostenible

internacionalizacion-indor-comercioexteriorAyer me contaba Khaled Naïmi, un participante en el desarrollo del proyecto 3·IN (INnovando en la INtegración a través de la INternacionalización) y también de un Taller de Comercio Exterior, que había tenido oportunidad de hablar del citado proyecto en un pequeño curso de ventas, donde participaban responsables de Departamentos Comerciales de Pymes del sector del metal en Valencia.

Le chocaba que los participantes, Responsables del Departamento Comercial, fueran responsables del mercado nacional y que el internacional estuviera subordinado o simplemente no existiese.


Yo le dije que esa es la realidad, precisamente cuando tan necesitadas están las Pymes españolas de vender en el exterior.

Es una paradoja de nuestrinternacionalizacion-diversidad-desdelafronterao país: fuera un potencial de 2.000 millones de consumidores, dentro un potencial de 20, pero la Estructura responde a las necesidades de 20. El resultado dificultades crecientes que se intensifican en un momento como el actual.

A mi no me sorprende, pero si a Khaled, sobre todo, porque él mismo es un ejemplo de capacidades desaprovechadas. Inmigrante con estudios universitarios, con conocimiento de cuatro idiomas, cultura y visión internacional (familia en Canadá y Argelia) conocimientos de comercio exterior y que por supuesto no trabaja en Departamentos de Internacionalización y Comercio Exterior de ninguna Pyme, estando preparado para ello.

Aprovechando que en el Taller hemos explicado la Web 2.0 y sus herramientas, le animé a él y a sus compañeros a explicar esta experiencia y otras semejantes en el blog que se esta poniendo en marcha.

Ahora bien: ¿Qué hacemos para conectar las necesidades de unas (Pymes) y otros (Inmigrantes con competencias)?. khaled ha llegado a transmitir en el citado curso de ventas que, participa en un proyecto para mejorar la integración de inmigrantes cualificados tratando de aprovechar sus capacidades: conocimientos de cultura extranjera, idiomas, visión internacional, etc.; al final su insistencia suscitó alguna controversia, también interés pero el resultado es que se siguen desaprovechando capacidades por no pensar en
diversificar la estructura empresarial.

La integración de la diversidad es un factor diferenciador en el actual entorno competitivo, que tanto las empresas como las organizaciones no suelen aprovechar y explotar. Por el contrario, se pueden contar con los dedos de las manos aquellas empresas y organizaciones, que llevan a cabo políticas de buenas prácticas de integración que al mismo tiempo responden a estrategias conscientes de incorporar la diversidad a la estructura empresarial.
diversidad-rentabilidad-indor
Es evidente que en un mundo cada vez más competitivo, interconectado y globalizado, donde es tan importante entender a los clientes (que son globales) y sus necesidades, la incorporación de trabajadores con culturas diferentes se convierte también, en un factor de
ventaja competitiva sostenible.

Existen argumentos económicos en favor de la diversidad, que sobre todo las empresas multinacionales, han entendido con absoluta claridad. De hecho, la diversidad en la empresa constituye, cada vez más, una respuesta estratégica a una sociedad, a unos clientes y, en definitiva, a unos mercados para cuya conquista las empresas requieren esa inmersión en culturas diferentes.

Por lo tanto, al margen de criterios sociales, nuestros empresarios y Pymes, deben ser conscientes que, para afrontar los retos que supone una sociedad cada vez más diversa e internacional, la incorporación de personas con culturas diferentes es un elemento positivo y diferenciador que facilita el éxito en nuevos mercados tanto exteriores como interiores.

1 comentario:

  1. Esto esta mal repartido, los buenos especialistas, científicos,investigadores, etc tienen que ir al extranjero para poder trabajar y tener medios suficientes para dedicarse a lo que les gusta y en cambio tenemos que aprovechar los profesionales de otros países. Las puertas las tenemos que tener abiertas para todos, los de fuera y los de dentro, no estaría mal que evitáramos que los nuestros se tengan que ir fuera y en una segunda fase preocuparnos por los de fuera.

    ResponderEliminar