Una carencia y 10 ideas para salir de la crisis

Como no podía ser de otra forma las vacaciones han pasado, pero no así el entorno de incertidumbre general para una gran parte de las empresas y personas que se mueven o están influenciadas por la economía global. Quizá tenga razón Daniel Innerarity cuando dice “Ahora nos toca acostumbrarnos a la inestabilidad y la incertidumbre, tanto en lo que hace referencia a las predicciones de los economistas, el comportamiento del mercado o el ejercicio de los liderazgos políticos”.


Ahora bien, confieso que me hubiera gustado tener la percepción al final del verano de que por lo menos este periodo hubiera servido para REFLEXIONAR, y en el sentido que apunta el citado filósofo, es decir para “introducir procedimientos de reflexión en una vida política que suele estar dominada por lo inmediato…”.

Añado, cuando quizá una de las funciones fundamentales del liderazgo político sea impulsar en la sociedad, tanto empresarial como civil, el CAMBIO entendido como proceso de aprendizaje, lo cual debe ir ligado a la reflexión y al pensar para decidir y actuar (Ciclo de Aprendizaje de Kolb).

Como digo no tengo esa percepción tanto de los líderes del gobierno central como del autonómico, los cuales quizá para evitar que les tacharan de estar de vacaciones mientras gran parte de la sociedad lo pasaba mal, han primado el “activismo” más que el hacer basado en un proceso de decisión bien pensado y reflexionado.

El resultado es que nos encontramos a la vuelta de vacaciones sin haber solucionado los principales problemas (lo cual es natural pues no existen milagros) o, lo que es más grave, sin claridad para solucionarlos, pues falta Reflexión y Aprendizaje y por lo tanto, capacidad para impulsar cambios en la sociedad.

Pero bueno, esa es la limitación con la que tenemos que continuar, pues la vida sigue y también
Desde la Frontera que surgió hace tres meses para aportar soluciones y oportunidades para salir de la crisis y que es necesario sintetizar, para seguir intentando profundizar y desarrollar.
1. Romper el Statu Quo y
buscar liderazgos transformadores. No tiene sentido que las empresas y organizaciones quieran mantener lo existente

2. Desarrollar empresas y organizaciones fronterizas, innovadoras que arriesguen y consideren los problemas como indicadores de los cambios que se deben acometer.

3. Introducir Flexibilidad en el modelo de gestión a través de potenciar las redes de cooperación tanto a nivel interno como externo.

4. Desarrollar Actitudes Fronterizas que son actitudes 2.0 apoyadas en la herramienta Web 2.0 y basadas en la transparencia, participación y colaboración.

5. Internacionalizarse e impulsar la Diversidad de las Estructura para facilitar el éxito en el mercado global, con algunos productos/servicios adaptados a la Pyme.

6. Implantar el Cambio apoyado en la comunicación y la acción y con una actitud fronteriza para romper con la continuidad y buscar oportunidades en procesos desarrollados en la frontera

7. Dar la vuelta al Organigrama: primero clientes y empleados

8. Ganar Flexibilidad interna pasando de una Cultura del Control a la de Desarrollo para afrontar la complejidad actual y sabiendo que lo más importante es el proceso de implantación y no la estrategia.

9. Crear entornos favorables al trabajo en equipo e incentivarlo para aumentar la productividad y la competitividad

10. Hacer organizaciones más abiertas en la línea de la Empresa Abierta de Julen Iturbe y de la Wikiempresa de Amalio Rey, ambos caminando por la misma dirección

Para finalizar, simplemente recordar que es importante abstraernos de nuestros bien intencionados políticos para no dejarnos vencer por la desilusión, pero al mismo tiempo apostar decididamente por el cambio y presionar para que los actores sociales (partidos políticos, asociaciones empresariales, sindicatos, instituciones,) también lo hagan

No hay comentarios:

Publicar un comentario