Funcionarios versus Emprendedores

Desde mi particular forma de interpretar la realidad, siempre dispuesto a mezclar realidades diferentes y alejado de posturas sectarias, la actitud fronteriza que subyace en DESDE LA FRONTERA y que tantos paralelismos encuentro con la actitud 2.0, ha sido para mi todo un descubrimiento.
sinergias de cooperacion,trabajo en equipo
En ese contexto me gustaría referirme a dos formas de ver la realidad, que sin duda tienen puntos de encuentro, trascendencia para mejorar la gestión empresarial e incluso hasta hace poco, podían identificar a la izquierda o la derecha, según donde nos posicionásemos.

Por un lado, está la visión funcionarial a la que se refería el pasado 5 de Agosto, Ramiro Sánchez cuando escribía
Méritos de los Funcionarios y terminaba ”... me hace gracia oír a “emprendedores”, alicatados hasta las cejas de subvenciones y ayudas públicas, criticar a los funcionarios y pedir la reducción de los público a la mínima expresión” y anteriormente decía que los privilegios de los funcionarios se sustentan en superar “unas duras (casi inhumanas), muy competitivas y objetivas oposiciones… mientras que muchos que ahora les envidian y critican optaron por mirarles con desdén desde un lugar llamado pereza”.

Por otro lado, el post
Clase Creativa versus Clase Burocrática de Jano 2.0, recordaba que el creador del concepto clase creativa R. Florida decía que son aquéllos que “han de pensar por sí mismos para ganarse la vida” y sus valores son identidad propia, meritocracia, diversidad y apertura. Y Jano 2.0 concluía “Evidentemente, si aceptamos la existencia de una clase creativa, de forma tácita asumimos que existe una clase burocrática, que podríamos definir como aquéllos que no han de pensar por sí mismos para ganarse la vida. La clase burocrática está compuesta por todos aquéllos que esperan que otros les digan lo que tienen que hacer y por los que creen que su trabajo consiste en decirle (ordenarle) a otros lo que tienen que hacer. Hay gente que lleva tanto tiempo perteneciendo a la clase burocrática que ni siquiera atisba la posibilidad de que exista una clase creativa”.

Bueno, desde una visión - actitud fronteriza e integradora, esas posiciones suenan un poco “casposas” por viejas, pero lo que es más importante no llevan a ningún lado, pues de lo que se trata es de hacer que esas realidades colaboren y se pongan al servicio de sus Clientes tanto internos (Empleados) como externos (Clientes propiamente dichos), que son la verdadera razón de ser de sus funciones y trabajo.

La realidad es que tanto en el Sector Público como en el Sector Privado existen actitudes burocráticas y creativas. Sin duda, existen más burocráticas en lo público y más emprendedoras en lo privado (Ejemplo de creatividad la Wiki - Margarita de eMOTools) , pero lo más importante es constatar que lo burocrático no puede subsistir sin emprendedores y que lo emprendedor no puede existir sin regulación, como nos ha puesto de manifiesto la reciente
crisis financiera.

Dejo para un próximo post hablar de la importancia del papel burocrático y el emprendedor dentro de los equipos de trabajo complementarios. Sin duda, es un camino de mejora de las Administraciones Públicas de las que hablaré y también de los nuevos modelos de gestión empresarial vinculados a esas mejoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario