Soluciones y oportunidades para explotar la crisis

Como hace ya algún tiempo explicó y reflexionó el admirado José Luis Sampedro existen miles de fronteras (geográficas, históricas, sociales, psicológicas, económicas, físicas, etc.), él mismo se define como un hombre fronterizo y es recomendable leer FRONTERAS, su discurso de entrada en la Academia de la Lengua para entender la dimensión de lo fronterizo.



La frontera es el punto de encuentro, de contacto, de fricción y por ello de aprendizaje y cambio. Las empresas y organizaciones que buscan soluciones diferentes tienen que ser organizaciones fronterizas, innovadoras que arriesgan y consideran los problemas como indicadores de los cambios que se deben acometer.




En época de crisis profunda como la actual, el sistema en si mismo es una frontera. Las oportunidades se encuentran en esa frontera, entendida como lugar de la periferia en contraposición al centro.

Quizá en el contexto de esta crisis, los tradicionales agentes sociales, deben dar un paso al frente, buscando nuevas soluciones y arriesgando por cambiar para ganar credibilidad. ¿No están cambiando los principales actores antagonistas? ¿Quien son los ganadores de esta crisis? ¿Son las grandes corporaciones financieras, energéticas, de comunicación y comerciales o son las pymes y los trabajadores que trabajan en esas pymes?




¿Por qué en el actual entorno económico se sigue poniendo el foco de las negociaciones en la limitada “batallita salarial” y no en crear contextos de cooperación que permitan aprender y aprender a cambiar las estructuras organizativas y el modelo de gestión? No todo es I+D+i y tecnología.

Este BLOG quiere inspirarse en el concepto de lo fronterizo para animar a construir puentes en el mundo de las organizaciones, tanto a nivel interno (Propietarios/Directivos y Trabajadores/Sindicatos) como externo (cooperación entre empresas) y hacerlo en el entorno actual dominado por el mercado global e internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario