SME Instrument: la burocracia se hace el “harakiri” y triunfa


A pesar de todo, la UE no deja de sorprenderme, aún conserva su capacidad para añadir valor, liderar y en este caso, aportar una dinámica innovadora "de la buena" a las Pymes y de aprendizaje a las Administraciones. Se puede hablar metafóricamente de que la burocracia se hace el “harakiri” y triunfa, lo cual es sensacional. Demuestra que en las Administraciones también existen personas emprendedoras, son las menos, pero es este caso. Al igual, que en las empresas privadas existen personas burocráticas. (Funcionarios vs Emprendedores).

En efecto, qué, sino es el programa SME Instrument: financia la innovación en las Pymes de forma ágil y sencilla, evalúa los proyectos en un mes (más de 2.000 por convocatoria en 1ª Fase) de forma objetiva y transparente con un sistema de evaluación nuevo y muy inteligente y, olvidándose del tergiversado “sin ánimo de lucro”, selecciona proyectos con capacidad para crear nuevos mercados y negocios




Es sencillamente admirable y una gran OPORTUNIDAD, como venimos diciendo, para las pymes y microempresas, con menos de 10 trabajadores que son el 57% de los proyectos. Desde luego, también una gran oportunidad para aprender a gestionar agílmente en las Administraciones, sobre todo en un entorno tan dinámico.

Como consecuencia, me alegra observar que esta iniciativa piloto se ha convertido en un pilar central del Consejo de Innovación Europeo -EIC- en 2018. Los que trabajamos proyectos en la UE desde hace muchos años, somos conscientes que el programa “SME Instrument” es recomendable por todas las razones expuestas. Ahora bien, sobre todo me quiero extender en dos de ellas
PRIMERA, creo que es un acierto, que el programa explicitamente se oriente a apoyar proyectos que sean capaces de crear nuevos mercados y negocios y además, pueda hacerlo una sola pyme sin necesidad de formar complicados partenariados, que en esta etapa inicial centrada en desarrollar la IDEA, lo que se requiere es rapidez y sencillez. Esto lo ha logrado muy acertadamente, pues las pymes pueden impulsar dinámicas innovadoras en la empresa, aprender a explorar nuevos caminos haciendo y obtener un premio y financiación para desarrollar la idea de negocio que se derive de ello. Además, existe prefinanciación, es decir la UE aporta el dinero antes de realizar el proyecto.
SEGUNDA me parece “revolucionaria” en el ámbito de la Administración, que el programa, con un sistema nuevo, eficaz y objetivo de evaluación sea capaz de evaluar más de 2000 proyectos en I Fase en un mes, tener resultados y aportar la financiación para desarrollar la idea, para lo cual tiene 6 meses de trabajo; esto es impresionante en el ámbito de los programas europeos y también de la Administración en general. Es un programa que va con los tiempos, a los cuales se ha adaptado aportando agilidad, sencillez y rapidez.



Desde que empezó a ejecutarse el programa en 2014, el SME Instrument ha invertido 1.300 millones de euros en alrededor de 3 200 proyectos presentados por PYMES europeas y con el objetivo de desarrollar ideas innovadoras capaces de crear nuevos mercados o hacerlos crecer con la idea desarrollada. El informe de Mayo de 2018 sobre SME Instrument revela los principales logros del programa de financiación, así como aquellos aspectos que refuerzan el desarrollo de los proyectos que se integran en el programa y que se señalan en el gráfico.

Así pues, vuelvo a insistir, estamos ante una gran oportunidad para las Pymes, especialmente las microempresas, pero también el resto, ya que apostar por el programa es apostar por abrir nuevos caminos de innovación y por lo tanto, la única forma de garantizar el presente y futuro.

¿La necesidad es la inspiración de la Innovación? Españoles y Valencianos parecen los más necesitados

El programa “SME Instrument” es una experiencia piloto del Consejo Europeo de Innovación (EIC), que representa una Gran OPORTUNIDAD para la Pyme no sólo porque le permite obtener importantes fondos para ampliar el negocio o desarrollar uno nuevo, sino también, porque para la Dirección, puede ser una forma de retar al equipo a abrir nuevos caminos de negocio, impulsando dinámicas innovadoras vinculadas a la necesaria transformación digital (Digitalización + Cambio de Cultura empresarial). Además, puede optar una Pyme directamente.
oportunidad subvención, EIC, subvención para pyme, subvención transformación digital

Ahora bien, no es lo mismo pensar en un proyecto de Fase II, que van a recibir fondos hasta 2,5 millones de Euros, que es este caso que vamos a comentar (ver gráfico 94 M € para 57 lo que da una media de 1,6), que hacerlo para presentar un proyecto de Fase I, donde lo que se va a financiar es explorar una nueva idea de negocio y, hasta que punto la idea que tenemos puede ser escalable y comercializable. Para esto, te van a dar 50.000 Euros, por lo cual es sumamente interesante. Por supuesto, es recomendable empezar por aquí, explorando nuevas vías de negocio.

Además, hay que destacar la rapidez con la que se resuelve el proceso de selección. El 10 de Enero finalizaba el plazo de presentación de proyectos y en dos meses (13 de Marzo) las empresas ya pueden disponer de los fondos para poner en marcha el plan de negocio, escalarlo y comercializarlo. Este proceso contrasta mucho, con la mayor parte de los programas europeos, donde transcurre mucho tiempo antes de conocer los resultados y disponer de los fondos, también porque tampoco es habitual que lo pueda solicitar directamente una Pyme.

Por otra parte, se confirma esta apreciación de oportunidad y nos entusiasma comprobar el gran éxito obtenido por las empresas españolas y valencianas. Primero nuestra más sincera ENHORABUENA, en particular a las Pymes y en general a la capacidad innovadora española y valenciana, pues nada más y nada menos que casi un 23% de los 57 proyectos aprobados eran españoles y un tercio de esos son valencianos, lo cual dice mucho de nuestras capacidades creativas e innovadoras. Países Bajos nos seguía a distancia con un 12% de los proyecto y Francia y Finlandia con menos del 9% cada uno. Los 4 proyectos valencianos seleccionados están trabajando en maquinaria para la agricultura, para turbinas, embalaje biodegradable y monitorización de personas que necesitan cuidados.

Una mayor información de los proyectos aprobados en esta primera convocatoria del año de Fase II, se puede obtener en la Web de la UE. No tardaremos mucho en conocer la primera evaluación correspondiente a proyectos de Fase I, mientras llega, habría que destacar que entre los temas seleccionados son muy abundantes las innovaciones que aplican las tecnologías emergentes al sector de la salud, al sector industrial y en temas vinculados a la alimentación. También existe un 7% de los proyectos que desarrollan diferentes tipos de plataformas digitales de monitorización.

Normalmente, en esta Fase II son empresas consolidadas, que utilizan el programa para avanzar nuevas líneas de negocio, donde al final tienen que pasar por entrevistas personales con los evaluadores del programa.



En definitiva, no tengo ninguna duda que tanto para desarrollar nuevas ideas de negocio como para implantar, escalar y comercializar un nuevo plan de negocio, el Programa piloto “SME Instrument”es una herramienta que recomendaría explorar a cualquier empresa. Es rápido, puede optar directamente la Pyme y además, le puede servir a la Dirección para retar a su equipo a innovar integrando las tecnologías digitales emergentes.