ECONOMÍA VERDE Y CIRCULAR vs UNA GRAN OPORTUNIDAD

La pelota está en el tejado de las Pymes que ahora tienen la oportunidad de redefinir sus estrategias alineando sus productos y servicios con el futuro, que como señala el Director General de la OVR (Oficina Valenciana de Recuperación) Juan Ángel Poyatos, pasa por retarse para explorar y trabajar un proyecto que sepa incorporar a su negocio la economía circular, la digitalización y la resiliencia para poder optar a financiar ese proceso.

Es el momento de pasar a la acción, Menos hablar y más Actuar como estamos haciendo desde la coordinación del Comité de Economía Circular de EVAP con motivo de nuestra participación en la Semana Europea de Prevención de Residuos - EWWR2020. Con ese objetivo también el pasado 16 de Octubre, dentro de los #ViernesFormativos de EVAP, nos centramos en identificar los tipos de negocio que están surgiendo en torno a la Economía Verde y Circular donde, no por casualidad, se van a destinar más de un tercio de la enorme cantidad de 140.000 millones de Euros que recibirá España en los próximos 3 años, aparte de poder optar a los programas europeos del Marco Financiero Plurianual 2021-2027, de más de un billón de euros.

Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de España, economía circular, Tcircular

La Economía Verde y Circular es transversal, un nuevo concepto de negocio que hay que incorporar a la gestión empresarial, que nos va a afectar a todos y que tiene un gran potencial para crear empresas y empleo, de ahí la gran apuesta europea.

Ahora bien, tampoco hay alternativa si tenemos en cuenta la limitación de recursos y materias primas, más evidente en Europa aunque también lo es a nivel global, y ante la perspectiva de llegar a 10.000 millones de habitantes en 2050. Por lo tanto, ha llegado la hora de pasar de TEORIZAR a ACTUAR, relacionando los fundamentos de la Economía Circular con iniciativas empresariales que ya están en marcha.

Es un camino de aprendizaje con grandes oportunidades, pues todo está por hacer. En esa sesión se definieron los principales modelos de negocio, vimos cómo se pueden iniciar y financiar con los importantes fondos europeos y con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España donde un 37% (más que en la media europea) se destinarán a proyectos de la Economía Verde y Circular.

Así pues, el planteamiento debe ser emprender y transformar los negocios actuales, pues las empresas van a tener que reinventarse siguiendo principios de economía circular para iniciar nuevos proyectos empresariales, acompañar a los clientes o explorar nuevas oportunidades. Y lógicamente ese proceso tendrá que apoyarse en las tecnologías digitales emergentes.

El emprendimiento en Economía Verde y Circular debe basarse en tres principios: mejorar la calidad de la producción, optimizar recursos y limitar impactos negativos ambientales. Pensar en mejorar la competitividad en estos términos debe conducirnos a una nueva forma de implementar y explotar los negocios que nos llevará a transformar nuestro modelo productivo. Este es el reto que tenemos ahora, es decir, debemos ser capaces de definir proyectos que nos permitan renovar nuestras estrategias mientras accedemos a financiación europea. En eso te podemos ayudar desde TCircular, donde contamos con especialistas con larga trayectoria en financiación europea.

Tipos modelos de negocio circular, Economía Circular, Tcircular, Comité Economía Circular EVAP, Mercedes Herranz

A continuación, en el taller, introduje el concepto de BIOMIMESIS, que considero muy importante como disciplina inspiradora de los negocios circulares. El concepto hace referencia a Bio, que significa vida y Mimesis que significa emular, no "copiar”. Es decir, se trata de buscar la inspiración en la naturaleza y explorar nuevas oportunidades, como por ejemplo lo han hecho Interface reduciendo la huella de carbono con su moqueta de losetas y Ultracane, emulando el sistema de ultrasonido de los murciélagos en su bastón para personas ciegas.

Por otra parte, tenemos que pensar en clave de ecosistemas empresariales de aprendizaje, equivalente al funcionamiento de los ecosistemas naturales. Tiene que ver con la mejora de la competitividad y la creación de espacios colaborativos para copensar, cocrear, cotrabajar, codiseñar y compartir; actitudes clave de los nuevos modelos de negocio.

El siguiente paso es acompañaros en este proceso tan ilusionante que debe ayudarnos a dejar atrás el pesimismo y la crisis empresarial que estamos sufriendo. Es salir de la crisis aprovechando las OPORTUNIDADES que ofrece la Economía Verde y Circular.

Con esta intención hemos formado un equipo multidisciplinar de profesionales que, con mucha experiencia y competencia, estamos preparadas para mentorizar a aquellas empresas, que están deseando explorar esos nuevos caminos para hacer crecer sus negocios.

Tcircular, Economía Circular, Modelos de negocio circular, mujeres economía circular

YA PODEMOS EMPEZAR, si te inspira lo que has leído y quieres explorar nuevas vías de negocio, te hacemos sin compromiso, un primer diagnóstico de potencialidades y oportunidades en base a la información que nos proporciones.

Nuevos MODELOS DE NEGOCIO en la Economía Circular

La ECONOMÍA CIRCULAR trata de transformar la manera en que hacemos nuestro negocio, respetando y apreciando el mundo que nos rodea. Forma parte de un nuevo paradigma de gestión, caracterizado por una doble transición digital y verde, donde Europa va a destinar mucho dinero. Aquí vas a encontrar algunas claves para identificar nuevos negocios o bien para hacer más competitivos los actuales, conectando con las nuevas generaciones de consumidores que van buscando experiencias de valor emocional y social. 

Pasar de una economía lineal a una economía circular requiere una reconfiguración de la lógica de los negocios, que es donde entran en juego las estrategias comerciales circulares. Todos somos consumidores en la economía lineal actual, pero a medida que hagamos la transición a una economía que reduzca de verdad el desperdicio y promueva la reutilización, nos convertiremos en actores en el ciclo de vida de bienes y servicios en toda la economía.

El Flujo Biológico y Técnico de la Economía Circular


Hay que saber que dentro de una economía circular existen dos tipos de flujos de valor, tal como se observa en la imagen. A la derecha está el ciclo técnico, que incluye todos los productos fabricados, que deben ser diseñados para ser recapturados, reutilizados, reparados, remanufacturados y, cuando ya no exista otra opción, reciclados, maximizando así el valor de los materiales y evitando que escapen al entorno natural. A la izquierda está el flujo biológico que abarca todos los bienes y materiales que tienen una base biológica y que pueden ser fácilmente metabolizados en la naturaleza. Todos los productos alimenticios, por ejemplo, son biológicos, mientras que todos los envases de alimentos que tienen adiciones técnicas como el plástico, son técnicos.

Si diriges una empresa y tomas decisiones, necesitas comprender la lógica de los nuevos negocios, cómo se está transformando actualmente la economía y cómo están evolucionando los modelos de negocio. Y, sobre todo, al ser todo muy nuevo e innovador, necesitas ir acompañado de otros profesionales. Es lo que hemos hecho en la Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia (Evap Valencia) donde en marzo, antes del confinamiento, constituimos el Comité de Economía Circular con unos sencillos objetivos y con el reto de "contribuir a que la mujer, en su papel de profesional y directiva pueda ejercer un liderazgo innovador en la Economía Circular"

A medida que transitamos hacia la economía verde, hay muchas empresas que necesitan adaptar su gestión, pues los modelos comerciales, de producto, servicios y estrategias estándar ya no sirven. Para satisfacer la creciente demanda de productos sostenibles y circulares, las empresas deben asimilar estos nuevos enfoques. No hay alternativa. Si quieren ser competitivos lo tienen que empezar a hacer de otra forma, es decir deben ser empresas sostenibles económica, social y medioambientalmente.

Hasta ahora, gran parte de nuestra inversión y energía para el cambio se ha centrado en la gestión de residuos, en lugar de en diseñar los productos y servicios para minimizar esos residuos. De hecho, el PIB, que es el principal indicador económico de nuestra sociedad, ha ayudado a crear muchos de los problemas ambientales que nos aquejan hoy, pues no tiene en cuenta las externalidades (positivas y negativas). Como consecuencia, empieza a estar cuestionado, pues no refleja las nuevas formas para crear valor experiencial (emocional y social), así como tampoco ayuda a generar una demanda capaz de satisfacer las necesidades humanas.

La economía lineal y su indicador el PIB nos ha ayudado a avanzar hasta aquí pero el avance ha tenido un coste elevado para los sistemas que ahora ya no podemos mantener. La perspectiva de los 9.000 millones de habitantes, con una creciente incorporación al consumo, hace absolutamente necesario pensar en términos de circularidad, es decir, de aprovechar al máximo los recursos, evitando los desperdicios y residuos.

Para hacerlo proponemos pensar en término de 5 tipos de actividades, tal como se observa en el gráfico y se explica a continuación

Mercedes Herranz, Tipos de negocio economía circular, nuevos modelos de negocio

Ø Reparar, Actualizar y Revender diseñando los productos para prolongar su vida útil y continuar su funcionalidad.

Ø Refabricar pensando en crear un circuito donde los productos están destinados a ser recogidos, reacondicionados e introducidos de nuevo en el proceso de producción.

Ø Plataformas que facilitan el uso compartido de bienes para poner en contacto a los propietarios de un bien con quien quiera utilizarlo. Se puede compartir coche, lugar de trabajo, alojamiento, herramientas, etc.

ØTransformación de desechos en nuevas materias aprovechables diseñando los productos para que los materiales de desecho (subproductos) puedan convertirse en materia prima y ser utilizados por otros.

Ø Producto como servicio donde no se vende el producto sino su uso. Los materiales permanecen en la economía por más tiempo, ofreciendo mayor valor de utilización a largo plazo.

En definitiva, cada tipo de industria y producto necesitará procesos de producción diferentes. El cambio fundamental será apostar por un diseño que piense en sostenibilidad, evitar que la carga del desecho se transfiera al usuario final y que el fabricante tenga más protagonismo, diseñando productos más circulares para el nuevo consumidor.